Mendetz - Concierto en sala Heineken

  ¿Mendetz gratis en Madrid? Sí, en la Heineken, donde los dueños del club Low, Max y Cris quieren recuperar a la gente más indie y pop de la capital a su redil con una fiesta mensual bajo el eslogan 'Sal 1 jueves al mes'. Y el jueves pasado lo consiguieron durante unas horas.

  Tras la apertura de puertas, Homeboy Dj se puso a los platos para amenizar el cotarro mientras la gente se iba acomodando por los laterales de la sala, como con miedo a ser el primero y empezar a bailar tan pronto.

Mendetz

  A medida que se acercaban las nueve y media la gente empezaba a tomar posiciones. ¡Muchas jovencitas en la sala! Todas en primera fila, acompañadas de algún novio o amigo esperando a que Mendetz saltara a la palestra y empezaran a tocar. Y es que, por lo visto y según la opinión de muchas de ellas, y de la señora de limpieza que tuvo que fregar el mar de babas que dejaron, el cantante de Mendetz, Stefano Maccarrone, está muy bueno. Si a eso le sumas que su electro-indie es de lo mejor a nivel nacional, con un sonido muy ochentero, ya tienes una sala llena y lista para bailar con los catalanes.

  Tocaron gran parte de su repertorio, y es que con sólo dos discos en su haber, 'Mendetz' y 'Souvenir', da tiempo de sobra para tocar lo mejor de cada uno. Me quedo con 'Sofa', 'FutureSex' o 'The boola shines in the pink neon room', del primero, o 'Flashback' y 'Wolfdance' del segundo. Para terminar, como suelen hacer, el 'Free from desire', de Gala. Donde la gente se olvidó por completo de que era un jueves, saltando y botando hasta que cerraron con un fuerte aplauso y un hasta pronto.

Mendetz

  Una vez terminó el concierto, parte de la sala desfiló hacia la calle Princesa, camino me imagino de sus casas o a la sala Sideral donde Dj Mos se despedía después de cuatro años. Y es que la noche de Madrid tiene muchas alternativas.

  Homeboy tomó el mando en cabina mientras los técnicos preparaban el segundo plato fuerte de la noche, los londinenses Does it offend you, yeah?, con su dj set. Durante la hora y media en la que Homeboy puso sus temazos, desde clásicos como 'Stop de rock' de Apollo 440 a temas más recientes como 'Phantom'de Justice, pude ver como la sala se transformaba. Los más poperos y jovenes iban desapareciendo (supongo que porque sólo habían venido a ver a Mendetz), algunos veteranos se retiraban (no todo el mundo está en paro) y la sala empezó a llenarse de gente que sabía perfectamente a lo que iban, ¡a quemar zapatillas hasta las tantas de la mañana!

  Durante unas horas había pasado del concierto electro ochentero de los Mendetz, a la pista de baile de una discoteca de Homeboy, y a un festival de subidones de los Does it offend you, yeah?. Suficiente para saciar mi sed de música un frío jueves de diciembre en la capital de España.
Texto y fotos de Pablo Gómez Grau 

0 comentarios:

Publicar un comentario

 Artículos recomendados

 Crónicas de festivales

 Los Discos de Indie-Spain