Standstill - Adelante, Bonaparte

  Standstill va a su rollo y eso se nota en cada uno de estos tres EP’s, en total veinte obras maestras, que suenan melódicamente perfectas, destacando ‘Hombre Araña’, o lo que es hacer una canción en la que sólo participa la conversación de un padre y su hijo de tres años y una base de esas que quitan el hipo, lo cual es para quitarse el sombrero ante ellos, ya que denota una seguridad en sí mismos nada habitual en los tiempos que corren.

  Juegan con muchos elementos nuevos (voces filtradas, trombones, fuegos artificiales, hojas de periódico...) con los que dan un golpe encima de la mesa, con el que le resto de grupos debería girarse para prestar atención y mirar con lupa cada una de las canciones.

  También, se atreven a jugar con el oyente, ya que ‘Adelante Bonaparte’, se repite tanto en el primer EP (última canción) como en el segundo (primera canción), simplemente cambiándola el vestido. También hacen lo mismo con ‘Todos de pie’ y ‘La canción sin fin’.


  Las letras son simples, pero llenas de sentimiento y hablan del día a día de cualquier persona de a pie, y quizá es lo que haga que no necesitemos que nos canten grandes discursos, sino que busquemos entre sus canciones para descubrirlos (‘Moriréis todos los jóvenes’, ‘Ayer soñé contigo’).

0 comentarios:

Publicar un comentario

 Artículos recomendados

 Crónicas de festivales

 Los Discos de Indie-Spain