Entrevista a... Tachenko

Sergio Vinadé es la voz y guitarra de este grupo de veteranos de la música, procedentes de Zaragoza, que se completa con Andrés Perruca a la batería y Sebas Puente apoyando a Sergio también con su voz y guitarra también. Su último trabajo, 'Os reís porque sois jóvenes', está recién salido del horno y se presenta como el reflejo más fiel del auténtico sonido Tachenko. 'Es el disco que mejor hemos grabado porque ha habido más presupuesto, más medios y más tiempo. Llevábamos mucho tiempo detrás de hacer algo así, y también influye mucho el hecho de que es el primer disco, por así decirlo, con la formación Tachenko actual'.

TachenkoUn poco de historia 'Tachenkil'.
Tenemos cuatro discos y un par de EP's. El primer disco lo lanzamos hace ya seis años bajo el título de 'Nieves y rescates', el segundo se llamó 'Las jugadas imposibles', el tercero es 'Esta vida pide otra', y este cuarto y último que se titula 'Os reís porque sois jóvenes'.
Desde que empezamos como Tachenko, el grupo ha sufrido una serie de cambios hasta dar con la formación actual, que ha sido como un volver a empezar otra vez. Al principio empezamos siendo seis en el grupo, y tradicionalmente Sebas y yo (Sergio Vinadé) hemos sido los únicos que componíamos hasta ahora. En realidad, como el grupo Tachenko actual, haciendo las canciones desde el principio, se podría decir que 'Os reís porque sois jóvenes' es el primer disco.
¿Qué expectativas tenéis con este nuevo lanzamiento?
Tenemos las mismas expectativas de siempre. Tenemos un grupo, y todo en nuestras vidas gira alrededor de él, pero somos conscientes de la realidad y de lo que hacemos, por eso, nuestra aspiración es siempre poder seguir haciendo música; seguir sacando discos, dando conciertos.
No somos un grupo pretencioso, por lo que no nos preocupan en exceso el número de ventas, al igual que pasa con los conciertos, en los que unos días hay mucha gente, otros días menos… pero nos va bien y somos felices.
Tachenko - os reís porque sois jóvenesHabéis tenido una trayectoria bastante rápida: ¿una cuestión de suerte, contactos, o es que sois realmente buenos?
En este mundillo hace falta un poco de todo. Lo fundamental es el trabajo del grupo, y nosotros en ese sentido podemos decir que somos muy trabajadores y muy constantes, tocamos mucho y no nos importa movernos donde sea. Lo que pasa es que si luego no te acompañan otros factores estás condenado. Hay grupos muy buenos que nunca llegan a nada, y otros, que sin ser tan buenos, con un pelín de suerte consiguen mucho más.
Pensamos que en cierta forma somos un grupo afortunado, pero en un grupo siempre aspiras a más, con lo cual, si viene más, mucho mejor, pero estamos contentos con lo que hacemos y dónde estamos.
Después de haber recorrido La Península de arriba abajo, ¿cómo ha sido la experiencia en Argentina?
Cierto. Hemos tocado en muchos puntos de la geografía española como Galicia, Alicante, Valencia, Murcia, Madrid, Zaragoza… y así continuaremos durante el verano, tocando sobre todo en festivales grandes y pequeños, por dar algún nombre, estaremos en Sonorama y Contempopránea. El verano se ha convertido en esto, ¿por qué ir a la playa sólo a tomar el sol si además puedes escuchar música por las noches?
El tema de Argentina salió un poco al hilo de un grupo que tuve antes de Tachenko, que se llamaba Niño Gusano, y por lo que fuera, era conocidillo en Argentina. Así que cuando una revista hispano-argentina nos propuso el ir allí a tocar en un festival, lo hicimos.
Cuando vas a tocar fuera es un poco a ver que pasa, pero la verdad es que nos fue bastante bien. Había más gente que conocía a Niño Gusano que a Tachenko pero el público nos recibió muy bien. El problema de estas cosas es que tengan continuidad, pero para un grupo tan modesto como el nuestro igual queda un poco lejos, pero al menos como experiencia estuvo genial.
Quizá una forma de abrir fronteras sería cantar en inglés…
Nunca nos hemos planteado el hecho de cantar en inglés. No por nada, sino porque tenemos muy claro el idioma en el que queremos cantar, que es en el que hablamos. Sebas, que es el que hace las letras se expresa muy bien en castellano y sería un error por nuestra parte cambiar eso.
Hay grupos que me gustan mucho aún sin entender lo que dicen, por eso creo que por lo que hay que abogar es por que cada uno haga lo que quiera, y que al final se puede llegar lejos con cualquier idioma. Lo que verdaderamente importa es que las canciones sean buenas.


Las comparaciones son odiosas pero, ¿con quién no os importaría que os comparasen en un momento dado?
No nos importa que nos comparen con nadie, de hecho, nos han comparado con muchos grupos, o bueno, quizá no tanto, porque somos un grupo un poco difíciles de comparar, que tenemos una personalidad y que en críticas y demás no nos han puesto demasiadas etiquetas de otros.
Nosotros tenemos una personalidad como grupo, y creo que eso es lo mejor que tenemos. Además, en caso de que te comparen con alguien, nunca nos ha pasado que sea un acto de mala fe, sino todo lo contrario, y si es con buena fe, será porque realmente le hemos recordado a algo.
En Tachenko, ¿priman las letras sobre la música?
Para nada, le damos la misma importancia a las dos cosas. Le damos sobre todo importancia a la melodía, a que sea bonita y sea buena, porque no vale de nada decir cosas bonitas pero el sonido no acompaña.
Gracias, Tachenko.
Entrevista realizada por Sara Sánchez para Indie-Spain Magazine

0 comentarios:

Publicar un comentario

 Artículos recomendados

 Crónicas de festivales

 Los Discos de Indie-Spain