Entrevista a... Niños Mutantes

Niños Mutantes
Los Niños Mutantes aterrizaron el pasado viernes en Madrid para dar un concierto en acústico con motivo de la inauguración de las sesiones Pop&Dance en la sala Yasta. Un concierto muy cercano, y no sólo por las estrecheces del escenario, en el que hubo guiños e interacción con el público hasta el punto de cantar la canción 'Errante' con la colaboración de una de las fans de primera fila, que en un momento dado dio el salto al escenario.
Durante el verano se les ha podido ver en festivales como el Low Cost, Ecopop o el Lolapop, pero a partir de ahora vuelven a las salas a seguir presentando Las noches de insomnio 'que es un disco del que nos sentimos muy orgulloso y que tiene todavía mucha vida por delante, y queremos seguir tocándolo'.

Después de un verano de festivales… ¿tenéis ganas de volver a las salas?
Siempre nos han gustado más las salas, siempre nos ha costado cogerle el pulso a los festivales y los escenarios grandes porque siempre hemos sido un grupo que interactúa mucho con la gente, y en grandes conciertos es más complicado. Nos gusta hacerlo todo lo más familiar posible, pero gracias a este disco sí que es cierto que hemos superado un poco esa barrera, y este verano sí que nos hemos sentido cómodos en conciertos grandes de verano.
¿Qué se siente al ver que después de tantos años en la música, es con el séptimo disco cuando realmente vuestra música ha alcanzado cierta popularidad?
Por una parte sorpresa. Hemos sido un grupo que hemos crecido poco a poco, y nos gusta bromear con la idea de que a este paso, dentro de 20 años llenaremos estadios. Lo que más nos sorprende a nosotros mismos, es que llevando una carrera tan larga, no nos hayamos cansado y sigamos pasándonoslo tan bien y tengamos motivación y ganas para seguir adelante con canciones nuevas.
En cuanto al tema de haber elevado el número de público, realmente no es lo más importante, pero sí que tiene su relevancia y nos ha venido muy bien. Ha sido una alegría ver que en estos momentos, en lugar de empezar una época de decadencia, estamos en nuestro mejor momento.
En Las Noches de Insomnio se aprecia cierta oscuridad, ¿en qué momento personal os encontráis al grabar el disco?
Niños Mutantes - Las noches de insomnioOscuridad siempre ha habido en nuestros discos, pero en este disco se puede decir que es a la vez luminoso y oscuro. Musicalmente es más luminoso que otros, pero las letras sí que puede que sen más duras. Tampoco hemos sido nunca un grupo que le cantemos a la alegría o a la chispa de la vida, y quizá en este momento, tanto a nivel personal como general, te das cuenta de que la vida es dura, que tiene momentos complicados…
Siempre hemos sido muy sinceros y hemos hablado de nuestra vida en las canciones. Y aunque haya momentos duros, y estemos cansados y hartos de no poder vivir de la música por ejemplo, también atraviesa por momentos muy bonitos, como es la llegada de los hijos.
¿Existe algún tipo de prevalencia entre la música y las letras?
En este disco hicimos el esfuerzo de que todo fuera de la mano. Hemos intentado interpretar todo, desde la voz hasta los instrumentos, y si hay que acariciar se acaricia, o si hay que darle un golpe a la batería o a la guitarra se le da. Esto es un avance como músico, porque al principio no sabes hacer esas cosas, y con el tiempo te das cuenta de que esos matices son muy importantes.

Niños Mutantes durante el Ecopop 2010

Cerca de veinte años en la música dan para mucho, ¿Qué ha cambiado en este mundo de aquellos años a ahora?
Se nota más seriedad y más profesionalidad en los grupos. Cuando empezamos era el momento de la expresión Indie, y parecía un punto a favor de los grupos el amateurismo radical, y eso como actitud tiene su punto, pero como oyente, a veces te podian doler un poco los oídos.
Hoy se nota una evolución en el sentido de que es raro ver un grupo encima del escenario haciendo algo desastroso. No hace falta ir de virtuoso, y de hecho no nos gusta eso para nada, pero sí que hay que tener cierto respeto hacia quien te está viendo, y eso hoy sí que se tiene.
Niños MutantesTambién hay más variedad, y eso se nota por ejemplo en que, antes, la novedad de un disco podía durar hasta un año, y ahora los discos viven 2 semanas, un mes, es todo mucho más efímero. Es todo un poco vertiginoso y eso nos lleva a tener una actitud un poco consumista en el sentido de que antes, te comprabas un disco, y sólo por el hecho de tener un objeto físico y el dinero que te habías gastado, le dabas más oportunidades a la música, pero ahora, si algo no te gusta a la primera, es difícil que le des una oportunidad a una segunda escucha.
¿Cómo veis el panorama indie-pop nacional en la actualidad?
Creemos que está en un buen momento, hay más público del que ha habido nunca, y eso es fundamental para que esto funcione. Es una pena que todavía a día de hoy sea muy complicado el vivir de la música, por muchos años que lleves en esto y demuestres que tienes tu público y que sigues ahí. Pero aún así, hay quienes han llegado a conseguirlo, como es el caso de Love of Lesbian por ejemplo.
¿Creéis que se ha puesto un poco de moda la música en castellano?
Es un movimiento natural, y posiblemente tiene que ver con que la calidad es mejor. Hay cosas más interesantes, más atractivas, y es normal que entre música buena en tu inglés y música buena en nuestro idioma, acabemos quedándonos con lo que está hecho en nuestro idioma. Y es que quieras que no, siempre te quedas un poco cojo en el mensaje y las letras de música que no está hecha en tu idioma.
Entrevista realizada por Sara Sánchez para Indie-Spain Magazine

1 comentarios:

Publicar un comentario

 Artículos recomendados

 Crónicas de festivales

 Los Discos de Indie-Spain