Contempopránea 2011: el mensajero del verano.

Quién nos iba a decir, mientras jugábamos con nuestros pies llenos de uñitas de colores, una cámara de fotos, y alguna tontería más que Güendi iba a acabar ganando un premio solo por jugar y ser felices… A veces pasa. A veces donde menos te lo esperas encuentras recompensas que tal vez llevabas tiempo esperando, y tú no lo sabías.


Cuando el año pasado os contaba cómo habían ido las cosas por Alburquerque, hablé desde un sentimiento real de desidia ante el posible futuro de un festival que creo queda claro lo que supone para mí. No sé si a veces los medios tenemos más relevancia de la que parece, si se escucha realmente a quienes hacen esto posible (los asistentes, por supuesto), si el sentido común cae por su propio peso para una organización que empezó con esto por amor al pop, o todo junto. No sé si los resultados serán los esperados, pero parece que algo ha cambiado en este festival. Cambio, por otra parte, profundamente criticado por el pequeño gran público de esta historia (bien o mal) llamada indie y recibido con ilusión por un sector un poco más enamorado del pop clásico, sencillo y sin vergüenza de reconocerse pop, nostálgico de los noventas y primeros dos mil, renovado para los tiempos difíciles. No se trata de enfrentar a nadie, de volver al eterno partido de fútbol tan recurrente en nuestro país, pero sin lugar a dudas me quedo con la segunda fórmula.

El cartel ya cerrado de Contempopránea 2011 ha conseguido – por fin - eliminar a Lesbianos, Vetustos, Meyers, Sidonies y demás, sin menospreciar a ningún grupo, pero permitiendo de este modo no saturar el panorama festivalero como viene ocurriendo los últimos dos-tres años con la escena patria, salvaguardando un espacio que ya de por sí es pequeño, y recogiendo grupos que de otro modo apenas son tenidos en cuenta en estos eventos.

Sin embargo, tampoco deja de lado a ese público un poco más 'generalista' – en un sentido amplio, que recoge diferentes sensibilidades - incluyendo grandes cabeza de cartel con la suficiente elegancia como para no poder reprochar nada: el tándem Xoel López-Sexy Sadie es irreprochable. Te podrán gustar más o menos, los podrás haber seguido hasta aburrirte o no, pero en cuanto a calidad musical y exquisitez, podemos afirmar que estamos ante la vuelta a los escenarios de dos bestias míticas del (bien o mal) llamado indie español. Línea arropada, además, por elecciones como Delafé y Las Flores Azules, Standstill o, por qué no, Mendetz. Casi imprescindibles los cinco.


Por otra parte, encontramos representación de otras escenas a veces tenidas poco en cuenta, a veces un poco más, pero siempre apetecibles, deseables, esperadas. Yo lo veo así:

- La cajita internacional de este año, como viene siendo habitual desde que está presente en el festival, apuesta por el pop más purista y nos ofrece un crisol de opciones nada desdeñables: los reclamadísimos The School, (no decimos nada, pero probablemente tanto como esos Los Campesinos! que no pudieron ser), Bearsuit, Cats on Fire, o los chilenos Dënver, a quienes prácticamente tenemos adoptados en nuestro país y muchos esperamos con un poquito de ansiedad (cuidado con las aduanas). Para no parar de bailar ni irse a por un bocata.
Dënver - Lo que quieras


- El espíritu del chicle pop: ese término tan denostado, criticado y manido, sí, y que tanto echábamos de menos en los carteles de los últimos años, donde sólo podíamos encontrar algún reducto gracias al Concurso Revelación. Nos resultan lejanos en exceso los carteles con Casas Azules, LKanes, o pasadas Vacaciones. Recuperando un lugar que nunca debió abandonar, el pop con más colorines, soft, el punk-pop, toma el escenario grande, y deja atrás las plazas (¡y que sean los únicos!) y se expresa en Zipper, Band-á-Part y Los Ginkas (en el caso de Zipper, los veremos el jueves en la plaza, durante la fiesta de presentación, como símbolo de resistencia, estoy segura). Primera fila.
Los Ginkas - El gran salto

- Vinculado en cierto modo a lo anterior, nos metemos de lleno en el Concurso Revelación, destacando a los segundos clasificados: Reina Republicana. Los ganadores, Megaafonía, y el tercer puesto, Shining Crane, completan el trío que se ha ganado el derecho a cantarnos. Ya comenté, un poco en modo pataleta, lo injustamente situada que ha quedado la escena-underground madrileña en el mismo: yo hubiera querido ahí arriba - y lo digo con todo el morro y subjetividad - a Hazte Lapón, los Rusos Blancos, Alborotador Gomasio o Cosmen Adelaida. Para tomar cañas en la plaza del pueblo y tenerlos de fondo mientras te pones al día con tus amigos de los estudios Contempopráneos.
Megaafonía - No soy Carrefour


- El pop adaptado: me invento este apartado para encajar en él a La Bien Querida y Ellos. No me meto con ellos, no es puñalada trapera. Quién nos iba a decir, una vez más, que tras aquel Contempopránea 2007 en que a tantos se les quedó mal cuerpo y cara de pasmo cuando finalmente Ellos jamás pisó ese escenario, que hoy iba a haberse convertido en grupo tendente a la multitud. Eso es bueno y desde luego no hablamos de mainstream, pero tanto éstos como La Bien Querida con sus últimos discos se acercan aún más al público, demostrando que han calado en mucha gente dejando en ocasiones atrás la brillantez de sus primeros trabajos. Legítimo en cualquier caso. Para ver el final del set cuando vuelvas del mercadillo –Ellos- o escuchar desde la ladera –ella-.
Ellos - Diferentes


- Con Cajón de Sastre queda representado el panorama indie extremeño y, si formamos un tándem con los mitiquísimos Souvenir, encontramos los máximos exponentes del festival en lo que a pop electrónico dulce se refiere. Está claro que con Mendetz vamos a bailar también de lo lindo, pero no es lo mismo. A ver a qué hora los programan. Souvenir, fundamentales.
Souvenir - Ta machine


- Acabamos con lo que creo que están siendo los grupos más atractivos en lo que a oscuridades a golpe de guitarra se refiere. Irreverentes, honestos, eléctricos, luminosos, dulces también, tres de los grupos que sí vamos a encontrar a lo largo y ancho de todo este largo verano: Nadadora, Triángulo de Amor Bizarro y El Columpio Asesino. Para muchos, lugar común donde encontrarnos en la diferencia, generadores de momentos imposibles de imaginar y de exquisitez indiscutible, probablemente los más esperados de esta edición para muchos. Colocarse cuanto más adelante mejor, y dejar caer algún empujoncito al de al lado...
El Columpio Asesino - Perlas


Y así, ya estoy en julio, ya sale el sol, y os acerco un poquito más a este siempre esperado niño mimado para mí de los festivales. Y allí estaremos este año casi todo el equipo al completo disfrutando, bailando y soñando en colores para luego contároslo todo.
Los Fresones Rebeldes - El mensajero del verano
Fotos: Güen y Contempopránea

Nota (23 de julio): Finalmente, Nadadora y Reina Republicana son baja en el festival por diferentes motivos. En principio, no está previsto buscar sustitutos.

16 comentarios:

Lo vuelvo a decir: bonitos pinreles...

(...y genial artículo)

;)

Cartelazo el de este año. Cierto que han decidido pasar de las bandas de moda (lol, lori, etc), pero hay grupazos en el cartel: El Columpio, Nadadora, Ellos, Sexy Sadie, Xoel, Triangulo,.... y los extranjeros, que no los conozco mucho pero tienen buena pinta. Genial!

Para mi supera el cartel de los ultimos años.

Lo que hace especial a este festival no es el cartel, que también, sino el lugar. No hay un festival como este.

Gracias jefe, me pongo rojita.
Anónimo 4, totalmente de acuerdo: Alburquerque y su castillo encantado, son un cuento.

ahora solo queda ver que esta fórmula más "indie" funcione bien en el Contempopranea para asegurar su continuidad en Alburquerque

el festival más coherente y bonico!

Yo soy fan del Contempopranea. Mientras más festivales piso, más me gusta.
El cartel me encanta,justa medida.
Hecho de menos a NudoZurdo, pero me imagino que era ya ponerse demasiado oscuro!
Nos vemos!

Y que no haya leído este artículo hasta ahora! Más vale tarde que nunca! ME ENCANTA!!! Escrito desde donde siempre :)

No se puede escribir desde otro sitio. Ni vivir. Gracias, socia! :)

Lo de Nadadora deja muy tocado el cartel de este año. Y lo peor, que no le sustituye nadie.. Pues vaya.

el público de este festival es mucho más abierto de mente que el redactor que escribe este artículo. no se fíen de este gafapastismo ilustrado-aburrido. Contempopranea es mucho más!!!

Lo de Nadadora es una pena, pero supongo que con una semana de antelacion sera complicado encontrar un sustituto.

Enrique, estamos deseando que nos ilustres tú, para tener una mejor perspectiva y aportar algo más que la crítica por la crítica :)
Ah, soy redactora.

Ah, y no hay sustituto para Nadadora, según la organización.

¿Qué es "gafapastismo ilustrado"? Raro, raro...

Publicar un comentario

 Artículos recomendados

 Crónicas de festivales

 Los Discos de Indie-Spain