Los Pilotos

Puede parecer que Florent y Banin se han desmarcado mucho de Los Planetas en este proyecto paralelo, una propuesta instrumental que combina texturas electrónicas y orgánicas. Suena diferente porque tiene distinta forma pero en el fondo comparte el mismo origen. Y es que ¿quién le pone vallas a la psicodelia? Spacemen 3 no están lejos de Suicide, New Order son Joy Division un año después, Primal Scream, Animal Collective, Neu, el kraut-rock... todos tienen algo en común y eso es lo que sintetizan Los Pilotos.
Son pilotos, sí, pero no van a toda velocidad en Fórmula Uno, más bien conducen un simulador de vuelo en el que crean una realidad virtual como un paisaje circulando por la pantalla. No se trata de música decorativa, es música que crea un espacio propio, como una instalación de arte en la que te encuentras en el centro. De hecho, en ocasiones tiene un fortísimo poder visual que pide a gritos un trabajo plástico a la altura (el disco es una mina para el videoarte). Otras veces transmiten una euforia sin sobresaltos pero contagiosa, como la descarga eléctrica de meter los dedos dentro de un enchufe amortiguada por la serenidad de estar dentro de una nube narcótica. Porque el disco en el fondo es una propuesta eminentemente psicodélica, llena de laberintos, estratos de sonidos hipnotizantes y un fantástico trabajo cromático en el ritmo, sin abandonar en ningún caso la melodía, ni las armonías pegadizas ni siquiera el romanticismo del pop. Florent lleva muchos años pinchando música electrónica que derriba las barreras entre el pop de guitarras, la psicodelia shoegazer y el ambient-tecno. Banin es un amante del kraut-rock, los primeros sonidos electrónicos analógicos y la música de películas.


En el álbum conviven dinámicas más cercanas al pop con otras puramente de la música electrónica ('Cero en blanco' vs. 'Caravana por el Desierto de Atacama'). Pero lo que más abunda en el disco es una psicodelia multicapa y multitextural, nubes electrónicas bailando en torno a brillantes arcoiris de guitarras ('Neumotorix', que recuerda algo a Los Planetas, 'Avance'...). Hay muchas propuestas que mezclan sonidos del rock y el pop con otros electrónicos, pero pocos consiguen una mezcla de texturas que resulte tan orgánica a partir de sonidos procesados.

0 comentarios:

Publicar un comentario

 Artículos recomendados

 Crónicas de festivales

 Los Discos de Indie-Spain