Rusos Blancos - Sí a todo

La primera vez que leí el nombre de Rusos Blancos mi cerebro decidió, por su cuenta y riesgo, rebautizarlos como 'Osos Polares', y de ahí, quizá, que mis primeras aproximaciones al grupo estuviesen ya impregnadas de cierta predisposición a la ternura. Además, a ellos pareció no importarles demasiado, o al menos, así lo entendí yo al leer aquel 'Sí a todo' en la carátula del cd. Un disco, por cierto, con una estética muy cuidada y portada muy sugerente, muy acorde su música, y con los títulos de algunos de sus temas 'Carreras de lesbianas', 'Hombre enamorado, deprimido ante la crisis hipotecaria', 'Novia depresiva'. Ayer tuvo lugar la presentación de su segundo álbum en el túnel de Costello, donde a pesar de verles, a duras penas la coronilla de las cabezas, disfruté de su directo.
Pues bien, creo que ahora ya lo tengo claro; no son osos, ni rusos. Son blandos. Ah no, que sus letras son de lo más inteligentes pero siempre enfundadas en una ironía creativa y muy divertida. Además, aunque en sus canciones hablan de amor, no suelen ser historias de príncipes azules y finales felices, y su música, algodón de azúcar para los oídos.
Rectifico, lo que son, es blancos, perdón, del polo, del norte, claro... ¿Tampoco? Pero si también hablan de 'Normandía', y su desembarco, con sus soldados. Vaya, parece que no doy una. Resulta que se trata de una banda afincada en Madrid y son cinco: Manu Ruso, Iván Ruso, Laura Ruso, Eli Ruso y Javi Ruso.
Aunque con predominancia numérica masculina, aún no sabemos si serán ellas quien como se suele decir, lleven los pantalones en el grupo. Por el momento sólo estamos seguros de que jamás las veremos en chándal, o al menos, así declaran a viva voz en 'Supermodelo'.


Rusos Blancos se dieron a conocer en el panorama indie nacional en 2008 , con la demo 'Muerte de una moderna', y en 2009 dejaron claro que son el grupo a seguir al lograr que el mítico Paco Loco las canciones de 'Beso, verdad o atrevimiento'. Pues bien, en este 'Sí a todo' seguro dará también mucho que hablar.
Vaya, parece que al final, después de tanta confusión mi intuición no iba tan desencaminada, y el pop que se desgarra este disco tiene un aire independiente, lleno de frescura y travesura en sus letras, lo que unido a las voces y coros, hacen que la melodía sea suave, delicada, y que la música penetre directamente en los oídos y la piel. Una experiencia parecida, imagino, a la de acariciar la cabeza y las orejas de un oso polar...
Sara Sánchez

1 comentarios:

Publicar un comentario

 Artículos recomendados

 Crónicas de festivales

 Los Discos de Indie-Spain