Entrevista a... Maga

Si ajustásemos relojes y calendario a diez años atrás, nos daríamos cuenta de que en Maga han cambiado muchas cosas 'unas en mayor media y otras en menor, pero cuando eres músico, lo personal y lo profesional van tremendamente unido'. Y como cambios interiores requieren cambios exteriores, 'este es un disco que necesitábamos hacer. Si tenemos tanta energía, tantas ganas, y nos salen canciones guays, ¿por qué vamos a esperar otros dos años?'.
Y así, a grandes rasgos, es como se fraguó 'Satie contra Godzilla', un disco a caballo entre la delicadeza y la sensibilidad que siempre ha caracterizado a Maga representada por el pianista francés, frente a la brutalidad y rudeza que imprime el monstruo.
Esta semana salió a la venta el disco, y aprovechamos la visita del grupo a Madrid con motivo de la presentación y promoción del mismo, en la que ha habido una presentación curiosa en Radio3 y un showcase en Fnac, para colarnos en las oficinas de Mushroom Pillow y charlar con Miguel Rivera, cantante de Maga.

Avanzáis cambios con 'Satie contra Gozzilla'… ¿Qué nos vamos a encontrar en este disco?
En lo formal, es un disco más crudo, más eléctrico. La intención era plasmar el sonido del grupo en el local de ensayo: amplis a todo volumen, la voz sin procesar, sin post producción... La idea no era sonar como en directo, sino ir un paso más allá y oír el sonido de Maga como si la gente estuviese a un metro de nosotros en el local de ensayo.
¿Y en este momento es cuando aparece Ramón Rodríguez (The New Raemon)?
Conocimos a Ramón, y después de vernos varias veces en concierto nos comentó que le gustaba mucho como sonaba el grupo en directo, y que no tenía nada que ver con lo que se podía escuchar en el disco. Así que nos propuso a Santi García como el hombre indicado para poder plasmar esa energía, esa garra y esa fuerza que transmitíamos en directo. Así que le hicimos caso y nos fuimos a grabar a Sant Feliu
¿Cómo fue la experiencia?
Ha sido una experiencia increíble y Santi no pudo estar más acertado y en cinco días teníamos el disco grabado. Fue llegar, montar el equipo, y Santi subió los amplificadores al máximo. Aquello hacía un ruido atronador, pero eso bien trabajado, hace que después el disco suene que parece que la música se va a salir de los altavoces.
¿Nos puedes contar de dónde ha salido un nombre tan peleón?
'Satie contra Godzilla' empezó como el nombre de guerra que le pusimos a una canción de este disco porque empezaba con una frecuencia de acorde que nos recordaba a una obra muy famosa de Satie pero después tenía un rollo muy cañero. Y de ahí el comentario de la delicadeza de Satie y el monstruo dando guerra por detrás. En uno de los programas de '5 días con Maga' lo comentamos, y fueron los propios espectadores quienes lo propusieron como título del disco, y nos dimos cuenta de que efectivamente, encajaba y reflejaba perfectamente la esencia del disco.


¿Cómo ha evolucionado Maga desde qué nació el grupo hace más de diez años?
El grupo se ha ido desarrollando con cada disco. Siempre le hemos ido dando una vuelta de tuercas al sonido, por una cuestión de curiosidad más que por que nos viéramos en la necesidad o en la obligación de hacerlo. Maga es un proyecto que desde el principio ha ido creciendo con nosotros y por eso no nos valdría sacar un disco igual al anterior y repetir fórmula porque nos aburriríamos.
¿Este último disco pretende marcar un punto de inflexión en vuestra carrera?
Eso puede prever, pero para mí realmente fue 'A la hora del sol' el disco que marcó un punto en nuestra carrera. Fue un momento de cambio vital para el grupo. Antes de ese disco no editamos nada durante tres años, teníamos otro sello, las circunstancias del grupo eran diferentes… Y cuando nos recuperamos de todo eso, empezó la segunda etapa de Maga.
Por eso, 'Satie contra Godzilla' es un disco que necesitábamos hacer. Si ahora tenemos tanta energía, tantas ganas, y nos salen canciones guays, ¿por qué vamos a esperar otros dos años? Todos los componentes somos muy curiosos, y no nos vamos a dormir en los laureles, así que no se hacia donde, pero seguirá habiendo Maga.
¿Hasta qué punto viven la música los componentes de Maga?
Vivimos de la música al 100%, y aunque cada uno tengamos nuestras historias y colaboraciones a parte, Maga es un proyecto bandera de todos los miembros del grupo. Y cuando eres músico, tu vida privada y la profesional se llega a entremezclar hasta el punto de que la música puede llegar a ser una obsesión sobre todo en periodos de composición. El run run que tienes en la cabeza en épocas de creación a veces incluso te impide socializarte de un modo normal con la gente porque puedes llegar a estar todo el día abstraído en tus historias.
¿Y cuál sería el precedente personal de este disco?
Tengo la necesidad de expresar las cosas que he vivido, las experiencias que he acumulado durante este año y medio para plasmarlas en este disco. Ha sido un periodo más corto que en otros discos, pero también eso ha hecho que el disco sea más inmediato, más fresco.
Internet y las redes sociales hoy en día juegan un papel vital en la promoción y el seguimiento de las bandas… ¿cómo lo lleváis vosotros?
Nos parece algo muy positivo. Las redes sociales son una herramienta que tienen un doble sentido, y que utilizarlas como una herramienta de autopromoción muy potente, pero además te permite interactuar con la gente de una manera mucho más cercana. En los años 80 y 90 los grupos eran lo que veías en la tele, en los carteles, en la prensa, en los conciertos, en los videoclips… pero era impensable plantearse siquiera el que te pudieras comunicar con ellos con un mensajito. Y lo interesante es que esto sea de verdad, y verdaderamente pienso que en la mayoría de grupos alternativos eso se cumple.
¿Alguna iniciativa interesante que hayáis conseguido gracias a las redes sociales?
Sí claro, nos ha permitido hacer un par de cosas que no se habían hecho nunca en España. Una es el experimento de ‘5 días con Maga’ que hicimos en colaboración con la plataforma 356 días en concierto, y que consistió en abrir nuestro local de ensayo a los seguidores durante 5 martes en junio con una webcam, y durante media hora ensayamos canciones, explicábamos cosas de las canciones, pedíamos opinión, sugerencias… Y el concurso '¿Quieres formar parte de Maga por un día?' por el que toqué junto con Olmo Algarra (psicólogo) en Radio3.
Si le diésemos la vuelta al concurso, ¿con quién le gustaría tocar a Maga?
Sería un tema complicado porque dentro del grupo tenemos gustos tan dispares que cada uno querríamos tocar con alguien diferente.
Y si acotamos un poco el rango… ¿con qué grupo emergente del sur le gustaría tocar a Maga en este momento?
Sería un experimento interesante con Las Buenas Noches, aparte de por la cercanía personal, porque son un grupo tan pintoresco que podría salir algo curioso.
Antes de meteros en la gira como tal, ¿Tenéis prevista alguna otra iniciativa especial?
Nos apetece mucho salir a la carretera, y eso será a partir de febrero. Pero sí que puedo adelantar que el 17 de diciembre vamos a hacer una especie de concierto a dos bandas entre Sr.Chinarro y Maga en el Ocho Y Medio. Hay dos miembros de Maga que colaboran con Sr.Chinarro y seguro que sale alguna colaboración más y alguna sorpresilla.

0 comentarios:

Publicar un comentario

 Artículos recomendados

 Crónicas de festivales

 Los Discos de Indie-Spain