Noiseland - Aquí yace Noiseland

 'Aquí yace Noiseland' es exactamente lo que parece, la despedida y último disco de la banda Noiseland. Lo describe el título y también el contenido del disco, ya que se trata casi de una obra conceptual acerca del final de las cosas. Las canciones nos hablan de las últimas veces, a la ausencia de futuro y al conformismo existencial. A la asunción de los errores propios y al gris panorama que nos envuelve cuando nos damos cuenta de que hemos llegado a un punto en el que ya no nos queda casi nada más por hacer.

 Para ello, y como otra evidencia más de que estamos en el final de un proyecto, se ha abandonado casi completamente la característica más representativa: las bases de guitarras distorsionadas han desaparecido, resaltando las voces, y aportando al disco un sonido totalmente diferente a los anteriores trabajos. De esta manera, el disco se mueve entre los sonidos cercanos al country de 'La factoría', el folk-rock de 'Recetas de cocina' ó 'Cinco o cincuenta', los aires de cantautor indie de 'Eso es algo así' y el sonido descaradamente pop de 'La Rebelión de las verduras'. Lo que no ha cambiado son las melodías, redondas, que en muchos casos, se muestran como contrapunto a las letras sombrías, personales y sinceras. Crípticas en algunos momentos, y evidentes en otros.

 Hay que destacar que, por primera vez en su carrera, este disco de Noiseland se va a poder encontrar en formato físico, editado y distribuido por discosdelrollo en una de sus cuidadas tiradas artesanales hechas a mano y en series limitadas. Todo un tratado de orfebrería en cartón y pegamento. Un placer irresistible para los que prefieren la música en formatos más tradicionales.

 Y como regalo de despedida, el disco incluye tanto en su edición física como en su versión digital un libreto de más de 60 páginas con el relato corto original titulado 'Reptando bajo la lluvia', en el que Noiseland nos muestra sus habilidades como escritor de prosa. El relato describe, desde la peculiar visión del autor, unos días en la vida de John, un vendedor de abonos de transporte en algún lugar de Inglaterra.

 En definitiva, el proyecto Noiseland, que nos deja un legado de 10 discos en poco más de cuatro años, da el carpetazo ofreciendo uno de sus trabajos más personales, sorprendentes y heterodoxos.
Félix García

0 comentarios:

Publicar un comentario

 Artículos recomendados

 Crónicas de festivales

 Los Discos de Indie-Spain