Templeton - El murmullo

  Empezar a hablar sobre el nuevo disco de Templeton, titulado 'El murmullo', es tan sencillo como poner la primera canción, 'Miércoles capitulo', y entrever en su tercera estrofa parte del proceso que ha supuesto dejar atrás 'Exposición Universal' hasta llegar donde nos encontramos ahora, cómo han tratado de encontrar un sonido más personal jugando con cambios estilísticos e intentar que ocurra algo que no dejara el proyecto muerto, y en el recuerdo, seguir adelante, y doy fe que lo han conseguido. 

  Nos encontramos con diez canciones pop atemporales ricas en arreglos, en donde las referencias más obvias podrían estar en el pop atemporal que va de los Beach Boys a Simon & Garfunkel, o si nos quedamos más cerca no podemos dejar de pensar en Brincos (o Juan y Junior), aunque 'Sabe mejor' logra sonar casi a las radioformulas. Puede recordar incluso a Los Rodriguez, algo que dicho así puede parecer negativo, pero es algo de lo que salen airosos y con descaro, haciendo ver que Templeton podría llegar mucho mas lejos.


  Como he dicho, el disco es rico en arreglos, que van desde el sonido ambiente a la orquestación, la cual, pese a estar presente en sólo la mitad de las canciones, logra hacer tan buen uso que esa esencia se extiende por todo el disco. El cómo han sido tratadas las canciones está en cada uno de sus detalles y pequeñas referencias, de cómo por ejemplo en 'Los días' se pasa de un aire casi de rumba a una orquestación que logra hacerte despegar; de cómo en 'Mar Cantábrico' la canción se va construyendo hasta meterte en una pequeña barca en mitad de un mar en calma; de cómo 'Entre los sicomoros' hace que los árboles ululen desde el murmullo hasta la tormenta, la pausa dramática en 'La semilla del diablo' y así podría seguir, porque se nota el mimo y esmero. 


  Un ingrediente verdaderamente importante del disco es cómo se ha destapado la voz, se la ha llevado al primer plano dando más protagonismo a las letras, llenas de cotidianidad, de los miedos emocionales y existenciales que nos rodean y que hacen que nos sintamos directamente identificados. Las canciones dejan de ser de Templeton para ser de uno mismo. Así, canciones como 'Miedo de verdad y en condiciones', 'Los días' o 'Mar Cantábrico' pasan a ser hits emocionales. Otro ejemplo de esto es 'El caminante' o cómo transformar personajes cotidianos en algo emotivo e incluso añorado.

  De todas formas, podríamos hablar de cómo parte de su anterior esencia, de una raíz más, digamos, power-pop, y de coros grupales, sigue presente en canciones como 'El cazador', 'Entre los sicomoros' o en 'Vestido de blanco', canción que hace de broche de oro para el disco y te incita a darle otra vuelta y caigas de nuevo en su trampa, trampa que lo convierte en uno de los discos nacionales del momento.
Patrullero

5 comentarios:

Gracias Patrullero por currártelo y bienvenido a Indie-Spain! ;)

Me han sorprendido mucho Templeton con este disco. Han hecho algo bastante ecléctico que de entrada te descuadra bastante pero terminas de escuchar el disco y agradeces tanta variedad de canciones. Uno de los discos del momento.

Joder con el video! :P

Buen disco, me parece bueno pero tienen dos canciones que son una cagada total.

La mejor sigue siendo ésta: http://youtu.be/boP5Axqjnx4

Publicar un comentario

 Artículos recomendados

 Crónicas de festivales

 Los Discos de Indie-Spain