Arenal Sound 2012. Fervor festivalero.

  El Arenal Sound fue nuestro amor a primera vista en 2011, una relación que apenas duró unos días y que acabó con un sabor agridulce; contentos por haber visto a grupos de la talla de Hurts, Scissor Sisters o Vetusta Morla, y tristes por la escasez de medios en cuanto a limpieza y organización. Las promesas del festival y por encima de todo un cartel confeccionado para el disfrute, hicieron replantearnos nuestro segundo asalto a Burriana.

  El Arenal Sound 2012 ha mejorado notablemente respecto a la anterior edición: zona de conciertos ampliada, sonido casi impecable en los tres escenarios, menos colas, más servicios… pero sigue habiendo aspectos que no se pueden pasar por alto; como la avalancha de sounders el primer día de festival, con mas de 20.000 personas que colapsaron la zona de acreditaciones. La fiesta en barco, sólo para los primeros, y poder coger sitio en el camping mas cercano al recinto de conciertos (esquivando así el nuevo camping Malvarosa, que estaba a 20 minutos andando), fueron los reclamos que utilizó el festival para animar las dos fiestas previas, y que se volvieron en su contra ante la llegada masiva y descontrolada de sounders. Otro aspecto que generó cierto rechazo entre los asistentes fue el precios de los buses –novedad en esta edición–, que conectaban el festival con ciudades cercanas. 'Me cuesta más el collar que el perro', exclamaba una chica –y no le faltaba razón– al saber que el bono ‘Arenal Transfer’ entre Castellón y el festival ascendía a 40€.

  Pero vayamos a la música. En el escenario Coca-Cola (recinto Beach Club), la botella estaba vacía o se desbordaba. Allí se celebraron las dos exitosas fiestas de bienvenida, con DORIAN, ELLOS y LAGARTO AMARILLO como nombres más destacados y el fin de fiesta el domingo con BONGO BOTRAKO o LA PEGATINA, con el recinto hasta la bandera. El viernes vimos a LA FAMILIA DEL ÁRBOL en formato dúo; oasis folk-acústico que sentó y sonó de maravilla, fue nuestro primer contacto con la fina arena del Beach Club. El sábado hicimos lo propio para ver a KENEDY y HOY MUERO VIERNES; Los primeros presentaron de manera solvente su EP homónimo, además de una versión de Bon Jovi y con la grabación del su primer LP en un horizonte cercano. Por su parte, Hoy Muero Viernes, demostraron ser diamantes en bruto del underground de la capital; con mensaje antitaurino incluido al tocar ‘Miedo y asco en Las Ventas’, los madrileños tuvieron que lidiar con la más fea, Lori Meyers tocaban a la misma hora en el escenario principal. Fueron los tres conciertos que pudimos ver en el gran escenario Coca-Cola, un lugar desangelado por la poca gente que se acercó hasta allí en estos conciertos. Una lástima, pero la juventud estaba dándole al alpiste.


  JUEVES
  En cambio, en los dos escenarios –etílicos– del recinto principal, el ambiente fue muy distinto. El jueves ZAHARA abrió el bautizado como Legendario, sucediéndole después HOLA A TODO EL MUNDO. No fue hasta LOVE OF LESBIAN que conseguimos llegar al festival. El sonido de los catalanes, en el escenario principal Desperados, mejoró ostensiblemente el del año pasado en el mismo lugar, con un setlist que recuperó canciones de anteriores discos y que dejó contento a las masas. El fenómeno fan lesbiano parece no tener techo, fue sin duda el que aglutinó más gente en la jornada inaugural.

  Eso sí, el concierto del día fue el de MENDETZ. Los catalanes estuvieron en el lugar justo y a la hora adecuada, con la aparición estelar de Najwa Nimri que los acompañó en ‘Phantoteque’. Implacables con la puntualidad británica, la organización les desenchufó el sonido en la última canción, ‘Futuresex’, que aun así decidieron terminarla con el público coreándola a capella. Momentazo.


  METRONOMY, CRYSTAL FIGHTERS, EL COLUMPIO ASESINO y THE ZOMBIE KIDS completaron la noche; especial mención para los primeros, que se contagiaron de la entrega del público para ofrecernos un concierto que sorprendió gratamente a muchos.

  VIERNES
  SUPERSUBMARINA era otro de la decena de grupos que repetían visita al Arenal Sound. Esta vez en el escenario principal y ante un número de fans que fácilmente triplicaba los del año pasado, descomunal progresión. Todavía faltaba media hora, pero ya había más fans esperando a los guapos jienenses que en el concierto que estaba ofreciendo ANNI B SWEET en el Legendario; increíble. SIDONIE fueron los siguientes en llenar el Desperados; a pesar de tirar de clásicos y de ser uno de los grandes del indie patrio, ya no incendian como antes. 'Amores que matan nunca mueren', así presentaba Marc Ros a su amigo del alma Jess Sendra. El relevo generacional pide paso, especialmente patente en un festival donde la media de edad de los asistentes no se alejaba mucho de los 20 años, y sobre todo después de ver como el grupo que les precedía, Supersubmarina, desataba la locura entre miles de adolescentes, que coreaban todas sus canciones y suspiraban por hacerse una foto con el cantante, José Chino.

  MAGA hicieron grande el Legendario, con un directo donde los clásicos se hacían oír con fuerza. CHINESE CHRISTMAS CARDS dieron el que fue el mejor concierto de su vida, así lo dijeron en el set de entrevistas, emocionados por ver a tanta gente que se sabía las canciones. Cerraron su concierto con ‘Monday morning’, primera canción que compusieron y que no está en su único EP publicado. Su actuación la finiquitaron con ‘Welcome to life’.

  Poderío de Maja Ivarsson de THE SOUNDS, provocativa y con un punto gamberro, una actuación arrolladora a base de hits bailables como ‘Painted by numbers’, ‘Tony the beat ‘o de su último álbum ‘Better off dead’. KAISER CHIEFS también tiraron de clásicos, con su líder Ricky Wilson encaramándose a las vallas de contención en el foso; mérito del festival el haberles traído hasta Burriana, además de ser el único concierto de los británicos en España durante 2012. Luego venía el omnipresente AMABLE DJ y los atronadores CROOKERS, pero para entonces ya estábamos de camino al hotel, subidos en uno de los autocares de la discordia. Eso sí, lo pasamos pipa, las conversaciones que mantenían algunos pasajeros con el chófer fueron ciertamente surrealistas.

  SÁBADO
  Los cuerpos de los sounders bronceados tras casi una semana de sol y música, iban llegando al cansado asfalto del Arenal. El grupo que abría la jornada en el Desperados fueron KAKKMADDAFAKKA que revolucionaron desde el minuto uno. Bandera gigante al viento para presentarse, con coros y coreografías ochenteras. El cantante se encargó de que nadie se fuera de allí sin saber pronunciar su nombre, al grito reiterativo de ‘¿Can you say Kakkmaddafakka?’ Pues sí, nos lo aprendimos. LOS CAMPESINOS en cambio –sin tanta parafernalia–, ofrecieron un concierto mas discreto que arrancó con su reciente single, ‘By your hand’.

  Aunque unos de los mejores conciertos del día y del festival sucedió en el Legendario. 'Sentir que todo es perfecto', así dice el single ‘Parfait’ de GRISES, que tuvieron la oportunidad de tocarla dos veces, la última en un bis improvisado para cubrir los 5 minutos que restaban para el siguiente concierto; ilusión y magnetismo que se transmitieron como la electricidad. 'Venimos con un puñetero objetivo, prenderos fuego a todos vosotros', toda una declaración de intenciones la de CATPEOPLE. Los gallegos se han ganado a pulso estar en los mejores festivales, canciones como ‘Sorry’ o ‘Love battle’ son trallazos que hicieron mantener alto el sector nacional. NIÑOS MUTANTES no se olvidaron de que hay gente que lo está pasando muy mal con la crisis y le dedicaron ‘Te favorece tanto estar callada’ a la política Andrea Fabra. La presencia de grupos granadinos tuvo continuidad con LORI MEYERS a la cabeza, pocas veces fallan; y NAPOLEÓN SOLO, que abrieron el Legendario a media tarde.

  TWO DOOR CINEMA CLUB pusieron el colofón al sábado, hora clavada de concierto, casi sin despedirse, para dar continuidad con PIN & PON DJ’S y al dubstep de FELIX DA HOUSECAT. Y hasta aquí os podemos contar. El lunes tocaba seguir con otros quehaceres y nos perdimos la última jornada del domingo. Fin de un Arenal Sound –esta vez sí– con un sabor dulce, con la diversión como marca de garantía y que parece haber dado un paso en firme para convertirse en un festival de referencia.
Fotos: Teo Garcés

0 comentarios:

Publicar un comentario

 Artículos recomendados

 Crónicas de festivales

 Los Discos de Indie-Spain