Alhambra Sound Festival

  El nombre no daba lugar a equívoco; despliegue de cerveza y música en la primera edición del Festival Alhambra Sound que se celebró el sábado en la plaza de toros de Granada, sirviendo de relanzamiento de la actividad cultural de la ciudad después de dos años de ausencia después del último Extratonauta en 2010, y de promoción de bandas emergentes locales, respaldadas por un cartel que incluía grandes nombres del indie nacional del momento.

  Y escapando de ambas clasificaciones: GUADALUPE PLATA, quienes nos hicieron rockanrolear a pleno sol y cerraron la tanda de conciertos diurnos tras las actuaciones de Vigilando a Julia, Full, Trepàt y Plastik Frostik Machine y dieron paso a la sesión nocturna en la que Second, Supersubmarina y Fuel Fandango conseguirían un lleno absoluto


  Los chicos de las patillas y las camisas de flores demostraron maestría e hicieron disfrutar de lo lindo de los allí presentes; éramos pocos, pero bien avenidos. Fue un concierto marcado por la psicodelia instrumental y los estribillos estridentes de ‘Cementerio’, B’aby me vuelves loco’ y ‘Gatito’, sin olvidarse temazos como ‘Serpiente negra’ o ‘Lorena’. Se tenía que notar que eran los tipos duros del festival.

  Tras los jienenses, SECOND hicieron las delicias del público con un directo impecable realizando un repaso por las míticas. El momento álgido del concierto se alcanzó con ‘Rincón exquisito’, cuando los miles de ‘alhambeers’ mandaron un mensaje al universo cantando al unísono, y que terminó en una estrepitosa batalla de guitarras. Nos desligamos así del momento sensiblero y comenzó la parte más cañera del concierto volviéndonos psicopáticos, primero, autodestructivos, un poco más tarde, para acabar rodando y quedándonos sin aliento pidiendo los bises.


  Aunque según el guión era el turno de Fuel Fandango, exigencias del directo, aparecieron por sorpresa en escena los chicos de SUPERSUBMARINA, que se disculparon y manifestaron su descontento ante público y periodistas por los problemas técnicos y de producción. Fuera como fuere, desde la arena disfrutamos de un concierto en el que jienenses mantuvieron la tensión bien alta en todo momento. Cosa inevitable era que todos los oídos estuviesen puestos, y expectantes, ante ‘LN Granada’, pero para sorpresa de muchos, ésta no marcó el final del concierto, sino todo lo contrario. El público se vino arriba con la descarga ‘adrenalínica’ de temas convertidos en himnos como ‘Hermética’, ‘Puta Vida’, además de ‘XXI’, ‘Diciembre’ y ‘Cientocero’, que ahora sí, puso la nota final a un concierto largo y completo.

  Hay que reconocer que, inesperado o no, el cambio de turno resultó ser lo más acertado. Ya era hora de cambiar los cánticos por los bailes, y rozando la media noche llegó la hora de la electrónica folclórica de FUEL FANDANGO. Como de costumbre, un concierto correcto en forma y contenido en el que Nita derrochó arte y poderío cantando los temas de su LP homónimo. Aún habrá que esperar a ver qué nos trae de nuevo la pareja, que ya anda preparando su nuevo disco, y que no quiso soltar prenda al respecto.

0 comentarios:

Publicar un comentario

 Artículos recomendados

 Crónicas de festivales

 Los Discos de Indie-Spain