Zico - Demonios al Sol

  Zico estrena su primer álbum 'Demonios al Sol'. Textos cinematográficos, sabor a las playas del sur, a la ciudad diaria, música de autor con influencias del rock y el pop. Viejos en la carretera con la inocencia de quien da tan solo la vuelta a la esquina para no alejarse de su casa. 'Demonios al Sol' surge de la necesidad de salir de lo más íntimo para buscar compañeros de viaje. Canciones sin principio ni final.

  Guego, letrista y vocalista en Malahora, ha organizado una nueva banda de ecos futboleros y debuta con un álbum repleto de canciones brillantes. Nos pusimos en contacto con él para que nos contara desde su privilegiada perspectiva las canciones de este disco con "nueve canciones que se han ido fraguando con el tiempo, si bien es verdad que 'Imposible' y 'Mueren la artes' se construyen en el proceso de grabación del disco" -nos cuenta Guego, quien nos desmenuza así el disco y sus canciones, una a una:

  'Zico es una apuesta personal que ha estado en letargo y ha ido despertando con no poco esfuerzo. Estas composiciones cuenta historias ínitmas que buscaban la luz como un recién nacido. Ahora ya están en el mundo y comienzan a desperezarse.
  Los textos son importantes, lo que se cuenta está en primer plano, si bien hundido en el universo musical que ha buscado tener identidad propia.
  Sin huir de las referencias clásicas hemos tratado de vestir a los temas con un traje hecho a medida y sin saber muy bien cómo, el resultado es este.
  Estamos preparados para defender el disco en directo y para abrazar a lo que venga si es de buen recibo. El tiempo pasa y nosotros de momento estamos ahí, una vez más, a expresar el amor por transmitir canciones sencillas y directas a los corazones y almas de cada uno.'


  Imposible. Este tema fue compuesto íntegramente en el estudio de grabación mientras trabajábamos en las otras canciones. Nos pareció interesante que fuera la primera, algo así como una intro de lo que iba a ocurrir después y que fuese la voz lo primero que sonara y abriera el disco; nos pareció algo directo y arriesgado. Es muy interesante como la canción crece y termina siendo una explosión de tintes orgásmicos.

  Mueren las artes. Esta canción ha tenido una gran acogida entre nosotros y la gente que la ha escuchado. Será el segundo single y el segundo videolip que estrenaremos en unas semanas. Habla del vacío con el que generaciones como la nuestra se ha acostumbrado a vivir. Tener una segunda piel, la cual sabes que no te pertenece pero que tienes que vestirla todos los días para poder actuar en el circo de la vida.

  Casette. ¿No recuerdas cuando no estábamos rodeados de tantas cosas? Coches, productos alimenticios, canales de televisión, posibles terroristas internacionales… Montones de posibilidades que no te hacen más feliz; simplemente calman una sed inducida y sin límites. De pequeños tuvimos la suerte de no tener que preocuparnos por todo esto y simplemente intentábamos disfrutar con lo que había, que ya nos decían, no era poco. La historia contínua…


  Campanas. 'Como una línea de huesos vamos andando'.
  'Mientras los sicarios duermen la siesta'.
  Canción de ambiente fronterizo donde puedes sentir el calor de una tarde de bochorno y la luz cegadora de las calles desiertas. Si nos planteamos qué nos hace levantarnos cada mañana, para llegar después, uno tras otro, a una triste oficina quizás no te gusta la respuesta y simplemente lo haces. ¿Quién nos hizo esclavos sin darnos cuenta?

  70 metros cuadrados. La rescatamos de la primera grabación del grupo y la pasamos por el filtro de guitarras pesadas y distorsionadas y melodías suaves que navegan por encima. Es el primer single de “demonios al sol” y es una canción a la que le tenemos especial aprecio porque está envejeciendo como las buenas composiciones.

  La piel. Es una de las más emocionantes e intensas. Con su ritmo a tres por cuatro te va llevando, como quien no quiere la cosa, a través de una historia de catarsis de sentimientos muy intensos. Es un grito de desesperación y de amor a alguien y a algo que no quieres perder. Es seguir luchando porque la alegría no se marche para siempre.


  Astilla. Hablamos del “efecto pigmalión”. Somos los que pensamos que los demás piensan que somos. En la sabiduría popular lo definimos con un “de tal palo, tal astilla” y así la rueda nunca dejará de girar.

  Agüita de mar. Es otra de las canciones rescatadas de grabaciones anteriores y es una canción a la que le tenemos un amor especial. Con su ritmo cansino, de tambores de guerra, con sabor a mar. Zico siempre ha hablado del mar y de salir victoriosos de los naufragios que vienen o van. La canción está concebida para ir creciendo, poco a poco, como una marea y terminar explotando en una tormenta de tensiones insostenibles. Luego llega la calma…

  Los restos. Volvemos a ritmo mecido del tres por cuatro. Una canción íntima de desencantos y tristeza. Un último suspiro antes de terminar. Se canta como una nana se escucha para ser respirada.
  Cerramos el disco con las ganas de seguir adelante, como algo inacabado, sabiendo que se han quedado muchas cosas sin decir pero que las dichas están ahí por algo con toda la honestidad y sin engaños.
Guego (Zico)

0 comentarios:

Publicar un comentario

 Artículos recomendados

 Crónicas de festivales

 Los Discos de Indie-Spain