Primavera Sound 2013 - Viernes

  El viernes me esperaba una jornada maratoniana que comenzó a las 16.30h en el Reb Bull Tour Bus. Pasando las primeras rejas y antes de que me leyeran el código de barras, me paré un rato ante los navarros Muy Fellini, el dúo formado por Juan Maravi y Edu Ugarte que presentaron algunas de sus nuevas canciones y recordaron irónicamente las bondades de su tierra, ‘toros, corridas, cocaína y mierdas de esas’. Se despidieron con una canción que venía muy a cuento, ‘Las chicas de mi ciudad’, que la dedicaron a las chicas de Pamplona y a las de Barcelona.


DULCE PÁJARA DE JUVENTUD y MOONFLOWER
  Aunque bandas nacionales lo intentaran, el principal protagonista de las primeras horas de la tarde fue el frio y el fuerte viento que campaba a sus anchas por el Parc del Fòrum. Para entrar en calor, hice un recorrido que comenzó puntual a las 17h con Dulce Pajara de Juventud en el Ray-Ban y de buenas a primeras el hit, ‘Gigalove’. A continuación visita al Adidas Original, el más modesto de los ocho escenarios y reservado a showcases como parte complementaria de la programación del Primavera Pro. Allí estaban Moonflower, pop mediterráneo facturado desde Valencia, que intercalaban canciones de su ‘First time’ cantadas en castellano e inglés.



PONY BRAVO y KIEV CUANDO NIEVA
  Una vez hecho el primer sondeo, fue con Pony bravo cuando empezó a movilizarse el personal. Letras reivindicativas, irónicas con el eclecticismo como marca de identidad y con estilos inventados,’post lolailo fresh’, así lo dijo el cantante de los andaluces. Todo aliñado con divertidos visuales, desde europeos que se movían raro a raves con el Papa de fondo. Show que se hizo corto, (se quedó lejos de la hora) tanto que me dio tiempo para bajarme al Vice y ver un poco de los oscenses Kiev Cuando Nieva. ‘Nos habían dicho que tocaríamos frente al mar y así ha sido’, decían, además de agradecer a los pocos que les habíamos elegido a ellos y no a Daniel Johnston (a esa hora me cuentan que la cola para coger sitio en el auditorio era kilométrica). Como anecdotario, un controlador de la zona del foso le decía a su compañero de fatigas: ‘¿sabes quien toca luego en el Pitchfork? La hermana de Beyonce, está buenísima’.



THE FREE FALL BAND
  Vestidos de gala para la ocasión y sin renunciar al ukelele para arrancar el concierto. Ya había hablado de ellos en estas páginas, cuando sólo eran maqueteros, toda una alegría verles tocar en el Primavera Sound y hacerlo con brillantez en el escenario Pitchfork. Miqui’s two nostalgic punk songs’, ‘Right Food’ o ‘When the Aplee Tree’ con la que se despidieron tirando besos al público. Majos, monos y encima tocan canciones pop que dibujan sonrisas. Se graduaron con nota.


LA BIEN QUERIDA
  El sector nacional estuvo muy bien representado el viernes y La Bien Querida era la última en actuar. No fue su día, arrancó el concierto después de dos intentos fallidos, sin poder terminar de tocar ‘Hoy’ ni a la tercera. Problemas técnicos. Además, Ana estaba paralizada por el frío, saltando y frotándose las manos en reiteradas ocasiones para entrar en calor, la gente abajo trataba de darle ánimos, pero ni así. Al final encarrilaron algunos hits, que sonaban por primera vez adaptados al nuevo formato tecno, ‘De momento abril’ el más ovacionado. No faltaron ‘A veces ni eso’ y ‘Carnaval’ de Ceremonia, para despedirse con ‘9.6’. Concierto deslucido con un David cabreado que acabó tirando su guitarra de mala manera. Hay plazas en las que no se puede fallar.


  Blake volvía al Primavera Sound después de dos años. Él mismo se encargó de recordar que fue aquí su primer festival y que estaba encantado de volver. Lo hacía en un escenario mas grande, el Primavera y en una hora digna para la categoría del inglés. Quiso poner el listón muy alto, un principio atronador e incluso bailable, que fue bajando en decibelios. Y es aquí cuando el público se distrae y se pone hablar, feo. Canciones tan preciosas como ‘Never learnt to share’ o ‘Limit to your Love’ hay que disfrutarlas en silencio, aunque el cuerpo a esas horas a veces pide otra cosa.

BLUR
  ¿Qué decir del concierto de Blur que no se haya dicho ya? El regreso de la banda britpop por excelencia fue el concierto más multitudinario del festival. De entrada ‘Girls and Boys’, mas tarde llegarían ‘Cofee and TV’ o ‘The Country life’, momento para un karaoke multitudinario que tuvo continuidad el resto del show. Con un Demon Albarn inspirado que se subió a las rejas de contención y se tiró al público para disfrute de éste, que cantaba –vitoreaba- himno tras himno, mientras Graham daba volteretas en el escenario. Para cerrar, como no, ‘Song 2’ y locura colectiva. Vuelta a lo grande.

Fotos:  Xarlene, Teo Garcés y Eric Pamies

7 comentarios:

Brutales Blur!! Hit tras hit, con-cier-ta-zo. Uno de los mejores de mi vida, sin dudarlo.

Me sorprendieron mucho Dulce pájara de juventud. Grupo a tener en cuenta y me alegro que le hayáis dedicado un destacado en vuestra crónica.

Menudos truños. ¿Ese es el nivel del Pop español? ves Blur y luego lo demás y es para salir corriendo...

El gafapastismo hace más daño a la música que una bomba de neutrones. qué grupos más horribles!!!

"¿Ese es el nivel del Pop español?". Si lo preguntas es que reconoces que eres ignorante en este tema, así que, anda, primero escucha un poquito más de Pop español y luego ya opinas.

Ese no es el nivel del pop español, sino los grupos que la organización del Primavera ha querido llevar. Lo puedes entender o no, allá tú. Pero decir que los grupos españoles son malos es no tener ni idea de música, porque la variedad es tan amplia que incluso tú encontrarías grupos buenos. Venga, te voy a echar una mano, aunque no vas a saber aprovecharlo: Nudozurdo, Triángulo de amor bizarro, McEnroe, Klaus & Kinski, El Columpio, Hola a todo el mundo, Rusos Blancos, Odio París... etc etc etc

Ay cuando se enteren los Pony Bravo que les han llamado gafapastas... jajajaja

Publicar un comentario

 Artículos recomendados

 Crónicas de festivales

 Los Discos de Indie-Spain