Entrevista a... Marcos Gendre: "A la gente cada vez le cuesta más escuchar un álbum entero."

  El pasado mes de marzo se publicaba el libro "200 discos de bolsillo. 1977-­91: Una historia alternativa en formato pequeño", un viaje por los mejores singles, Ep's y maquetas publicados durante los años de la eclosión del concepto "do it yourself" como forma de vida y creación artística, hasta comienzos de la década de los 90. Su autor es Marcos Gendre, gallego residente en Barcelona, crítico musical en diferentes webs y autor de la sección El Botijo Sónico de Indie-Spain Magazine, una colección de artículos en la cual nos cuenta al detalle la trayectoria de los grupos más representativos de la historia del pop independiente español.

  Hablamos con él para que nos contara más cosas sobre "200 discos de bolsillo" y de cómo se ve el mundo de la música desde esa perspectiva.

  ¿Por qué un libro sobre EP's, singles, maquetas... aparte de lo más obvio, y es que no se había hecho antes?
  Pues precisamente, fue porque ya me mosqueaba bastante que en todos estos libros sobre los mejores discos de tal y cual, sólo aparecieran álbumes. No sé, me parece increíble que al hablar de, por ejemplo, My Bloody Valentine se diga que sólo han hecho dos Lps’s –sin contar el último-, cuando tienen en su haber media docena de ep’s impepinables. Luego, porque es un formato que fue básico durante la segunda mitad de ’70, los ’80 y ahora vuelve a reclamar su función como algo más que una simple colección de colección de retales.

  200 discos de bolsillo dan para mucho, ¿qué criterio has seguido para meter en la lista a unos o sacar a otros?
  Primero que fueran grupos que no hubieran publicado anteriormente a la explosión punk del ’77, con el fin de remarcar el nacimiento de una nueva independencia musical. Tras esta condición, tampoco quería repetir más de un disco por grupo, para que pudiesen entrar más grupos en la lista. Otro punto muy importante es que no fueran simples singles extraídos de los Lps, sino que tuviesen suficiente calidad para insuflar al disco de entidad propia.

  Parece que vivimos en un campo virgen para la creatividad. Un ejemplo, el grupo Ellos están publicando una serie de maxisingles y en vinilo, un formato que parecía extinguido. ¿Cómo ves el futuro de los formatos pequeños frente al álbum de toda la vida y, sobre todo, los singles digitales?
  Pues lo veo en un gran estado de salud, la verdad, por lo menos en España. Parece que hemos vuelto a un excitante do it yourself, heredado de finales de los ’70. Ya casi nadie forma ya grupos con la intención de triunfar, es una quimera. En este sentido es mucho más difícil sacar un Lp a gente que tiene sus propios curros para vivir día a día. Y este es el lado negativo, que esta fila india de ep’s fabulosos muchas veces se quedan en este formato por culpa de la imposibilidad emplear más tiempo y dinero en obras más ambiciosas.

  A la gente cada vez le cuesta más escuchar un álbum entero. Y no sólo por las prisas, sino, sobre todo,
porque la capacidad de escuchar más música, cada vez es más fácil. ¿Qué pasa entonces? Pues que cada mes nos venden 30 o 40 discos del mes. Y así, es muy difícil escoger, con lo que empezamos a estar muy saturados. Demasiados hypes, repeticiones de la misma jugada y sobreinformación.

  Sinceramente, es muy complicado escuchar discos, con más de media hora de duración, que mantengan el nivel de principio a fin. Las ideas se suelen condensar en 3 o 4 canciones y, para eso, que mejor que un Ep. En cuanto al tema digital, está claro que la gente cada vez tiene menos paciencia para escuchar un álbum de principio a fin. Es triste, pero es la cruda realidad. Y ante esto, no queda más remedio que verlo como algo positivo. De todas maneras, actualmente vivimos en una jungla sin brújula, donde los Swans son capaces de hacer un disco de dos horas antológico y Solletico se curran un Ep al año de los que no se olvidan en la vida.

  Te conozco y sé que eres un fanático de las listas. ¿Me darías un Top5 de lo que nos podemos encontrar en tu libro?
  Jajajaja. Sí la verdad es que para mí son muy divertidas. Entiendo las listas como algo que sirve para conocer o redescubrir discos y artistas. En cuanto a mi top 5, difícil. Pero ahí va.
  Nº1 Billy Bragg: “Life's a Riot with Spy Vs Spy”
  Nº2 Swans: “Young God” 
  Nº3 The Smiths: “This charming man”
  Nº4 Come: “Car ep”
  Nº5 Pixies: “Come on Pilgrim”


  No paras de escribir, en diferentes webs y tienes otros libros en proceso. ¿Qué nos tienes preparado para los próximos meses?
  Pues entre Septiembre y octubre saldrán dos libros nuevos: uno sobre los Dead Kennedys y otro sobre la trilogía de Bruce Springsteen que va del “Born to Run” al “The River”. Ya para navidades, se publicarán otros dos proyectos más personales: el primero, llamado “La Distorsión Inteligente” y que es un repaso a la época dorada del post-hardcore americano y español, y que cuenta con la participación de gente de Half Foot Outside, Margarita, Nisei o No More Lies; y “La Caricia Pop: de Vainica Doble al Donosti Sound”, una obra para la que he contado con la colaboración de músicos como los de Serpentina, El Hijo, Pauline en la Playa, Refree, Kiki d’Aki, Parade, Esclarecidos o Fernando Márquez.

  También escribes para El Botijo Sónico de Indie-Spain Magazine, una sección que creamos juntos y que a partir de ahí te ha surgido una propuesta para escribir un libro sobre Vainica Doble y El Donosti Sound. ¿Qué han supuesto estos grupos para la música pop en España? ¿Influencia marginal para unos pocos fanáticos del pop independiente o va más allá?
  Bueno, para mí Vainica Doble elevó el pop en España a una nueva escala de clasicismo y modernidad, así como ya lo habían hecho los Beatles a partir de “Revolver”. Sobre su influencia en el Donosti Sound, es más bien de actitud. Tanto a la hora de enfrentarse a la creación musical sin ningún tipo de atadura, como de sacar el mayor partido del castellano, con toda su riqueza y juegos de palabras, dentro de una época, los ’90, en la que casi todos cantaban en inglés. En este sentido, la influencia es enorme, ya que dotaron de identidad propia al pop español. Pero bueno, aquí también entran gigantes como el tristemente desaparecido Carlos Berlanga. Por cierto, el vainiquero por antonomasia. Si hasta llegó a cantar con ellas…


  Eps, singles, maquetas... Son formatos en los que se refugian las bandas emergentes cuando comienzan para darse a conocer. Sin ellos cientos de buenos grupos hubieran quedado en el olvido. En los años de lo que hablas en el libro (1977-1991) no era fácil dar el salto al álbum o que una discográfica apostara por un grupo. La eterna pregunta ¿por qué lo bueno y lo comercial pocas veces van de la mano? Ni siquiera ahora, cuando presumíamos de una aparente "democratización" de la música...
  Porque no interesa. Es triste, pero es así. La mayoría de la gente sigue dejándose llevar por radio-fórmulas espantosas que sólo entienden la música como un producto que hay vender de la mejor manera posible. Por desgracia, seguimos viviendo en una sociedad donde se prefiere que te lo den todo masticado, a tener decisión propia. Y eso lo aprovechan los grandes sellos y los canales de televisión para promover un circo de los horrores, en el que hasta intentan alimentar tus sueños de ser una estrella, utilizándote como el hazmerreír de media España. Lo peor de todo es que cada vez vamos a peor. En los ’80 y ’90 aún había un poco de coherencia. Pero, ahora mismo, no queda más remedio que buscar cada vez más en los subsuelos, para encontrar a la gente que está haciendo cosas que realmente merecen la pena. Es lo que hay, mejor no romperse la cabeza y moverse un poco, que hay mucha cosa buena a nuestro alrededor que es mucho más interesante que lo que nos intentan colar los de arriba con un fast-food musical de tercera.

  Por último, y con ganas de que se convierta en libro... ¿Nos recomiendas algunos discos de bolsillo del pop español?
  Hay tantos…empezaré por estos últimos tiempos, como confirmación del gran momento que atraviesa la música española:
  Solletico: ¡Arre!
  Prisma en Llamas: “Aeropuerto Extrañamente Blanco”
  Tu Madre: “Valentina”
  Thelematicos: “Thelematicos ep”
  Single: “Pianístico”


  Y como clásicos absolutos:
  Vainica Doble: “La Bruja/Un Metro Cuadrado”
  Alaska y los Pegamoides: “Horror en el hipermercado”/”El hospital”/ “Odio”
  Décima Víctima: “Tan lejos ep”
  Los Planetas: “Medusa Ep”
  Sr. Chinarro: “La Pena Máxima”

  Gracias, Marcos.
Enrique Molinero

1 comentarios:

Muy buena entrevista y de acuerdo en que vivimos sobreinformados. Cada vez cuesta mas distinguir el grano de la paja.

Publicar un comentario

 Artículos recomendados

 Crónicas de festivales

 Los Discos de Indie-Spain